El Ministerio de Hacienda inicia una regularización catastral, actualizando la descripción de los inmuebles a su estado actual

#Urbanismo 11/05/2018

Este procedimiento únicamente afectará a aquellas propiedades que hayan modificado sus características de construcción y no se hayan declarado en el Catastro

1

La Oficina Local del Castastro informa del Procedimiento de Regularización Catastral que el Ministerio de Hacienda está llevando a cabo en nuestra localidad.

Se trata de una medida a nivel nacional regulada por la Ley 16/2012, de 27 de diciembre, que viene desarrollándose desde el año 2013, afectando a todos los pueblos de España, y que, en el caso de Castilblanco, tendrá efectividad en el recibo del año 2019.

Este procedimiento supone la incorporación al Catastro de todos los bienes inmuebles que sus propietarios no hayan declarado o que estén inscritos de una forma incorrecta, de manera que su tributación sea la que le corresponde de acuerdo con el estado actual, ya que los datos que a día de hoy constan son del año 1989.

Así pues, esta orden del Ministerio de Hacienda sólo y únicamente afectará a aquellos inmuebles, urbanos y rústicos, que en los últimos años hayan construido, ampliado sus metros de edificación o hayan reformado sus características, estando el propietario obligado a declarar estos cambios. En estos casos, el Ministerio de Hacienda obliga a los contribuyentes a abonar la diferencia en el recibo del IBI según la ampliación de los metros construidos.

Hacienda impone a esta medida un carácter retroactivo de cuatro años, pudiéndose pagar en una sola vez o hasta en tres años sin intereses, y, además, sanciona al propietario con 60 euros por cada inmueble objeto de regularización.

El Alcalde ha destacado que “es una medida a nivel nacional que parte del gobierno central, y que en ningún momento el Ayuntamiento ha solicitado. Se trata de un procedimiento que se está llevando a cabo en todos los municipios españoles. Los propietarios han empezado a ser notificados en estos últimos días, pero deben revisar estas comunicaciones, ya que pueden contener errores de mediciones, en el uso o destino de la finca o de valoración, por lo que la Oficina Local del Catastro estará a disposición de los vecinos afectados para cualquier duda, comprobación o alegación, que pueden presentar en un plazo de 15 días a partir de la notificación”.

Asimismo, y según ha manifestado José Manuel Carballar, “el Ayuntamiento también va a solicitar al OPAEF un estudio para la revisión del IBI rústico, que será valorado teniendo en cuenta el cumplimiento del Plan de Ajuste aprobado por imposición del gobierno central en 2012.